amarillo, aporte de energía natural

El amarillo, un color de cinco estrellas responsable de tantos momentos felices y enérgicos en nuestras vidas. En esta etapa que nos toca vivir, no está de más hacer uso de él, lo haremos con una de nuestras mejores sonrisas y daremos luz a esa mesa, aparador o mueble auxiliar con un jarrón decorado en tonos amarillos. A medida que los narcisos y los tulipanes comienzan a mostrar sus hermosos rostros, te muestro cómo el amarillo en forma de flor te deleitará en el paso de esta primavera para dar paso al sol del verano, tú decides con cual te quedas.

Necesitarás:

  • Un jarrón que te guste, da igual la forma.
  • Flores amarillas de todo tipo (narcisos, tulipanes, margaritas, orquídeas, girasoles, ranúnculos y cualquier otra variedad que puedas encontrar).
  • Para el verde, el eucalipto ¨no grita verde¨ ya que su tono es suave y oscila entre verde y gris.
  • Flores contrastes: en este caso quería que los arreglos fueran algo monótonos, por lo que el color contraste elegido será el blanco.

Arreglo 1: Flor única, Color único

La simplicidad es una declaración poderosa. Lleva un cierto nivel de confianza. Es una declaración de que no se necesita nada más. Tal es el caso con un ramo de tulipanes amarillos que se deslizan en sus posiciones flexibles con el mismo movimiento elegante que usan los bailarines de ballet para contar una historia en el escenario.

FOTO JARRÓN PORCELANA AZUL Y BLANCO.

Arreglo 2: Amarillo en todas sus formas

El estilo de floración única es una versión de simplicidad, donde hay quien huiría de tanta sencillez, pero que a mí me resulta de lo más bonito.

En este caso una decoración con un toque contemporáneo sin ser demasiado gráfico, Un jarrón de altura corta, redondo con bordes rectos no significa problemas con la forma de las flores con un ligero patrón marmolado apoya las notas aleatorias del arreglo.

La complejidad muestra su rostro con la gran cantidad de flores, todas en tonos amarillos brillantes.

FOTO JARRÓN BLANCO PEQUEÑO REDONDO

Arreglo 3: Amarillo y su contraste.

EL blanco se edita a sí mismo, como la arquitectura blanca clásica que permite que la forma tenga prioridad y que el color venga más tarde.  En este caso, sonrió con tulipanes, margaritas, vegetación, incluso repollo, todo mezclado. Si bien existe una variación en el color, es sutil, todavía se inclina hacia monótono con flores en el mismo peso de color.

Incluso si solo puede obtener algunas flores para un florero, el amarillo aumenta el factor feliz  y todos necesitamos un poco de felicidad en este momento.

FOTO JARRóN ALTO BLANCO

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.